Participación y compromiso

La naturaleza del voluntariado está cambiando; las comunidades se involucran con causas sociales, humanitarias y de desarrollo de nuevas maneras. ¿Cómo nos adaptaremos a estos nuevos contextos para asegurarnos de que podamos movilizar a las comunidades y los voluntarios en apoyo de causas humanitarias y de desarrollo?

El activismo y la participación han cambiado en el siglo XXI. El crecimiento acelerado de la tecnología ha permitido nuevas formas de participación voluntaria a una parte más amplia de la sociedad, en particular, las comunidades afectadas por la crisis y las redes mundiales de voluntarios. Ello pone en entredicho los enfoques lineales tradicionales de intercambio de datos, ya que las tecnologías emergentes democratizan el acceso a la información, la participación y la capacidad de actuación.

Se observa un aumento repentino de formas de organización y movilización autónomas por parte de los propios ciudadanos y las comunidades. La modalidad de organizarse de forma autónoma evoluciona con creciente rapidez entre los agentes no tradicionales, lo que a veces puede dejar de lado a las organizaciones humanitarias que no son tan ágiles o experimentadas en la aplicación de esas nuevas tecnologías.

Continúan extendiéndose formas de servicio voluntario nuevas, creativas e innovadoras, por ejemplo, el servicio voluntario por medios cibernéticos y las campañas en línea, el servicio voluntario cualificado, el servicio voluntario colectivo, el servicio voluntario auto organizado y las combinaciones de todos ellos, lo que indica que las modalidades de acción y las motivaciones de los voluntarios están cambiando de manera impresionante. La “lealtad de marca” de una organización humanitaria cobra menos significado. En algunos países las personas ceden voluntariamente su tiempo por períodos más cortos y desean participar rápidamente en la consecución de resultados, lo que impone a las organizaciones que trabajan con voluntarios la necesidad de mayor agilidad y flexibilidad, así como una mayor diversidad de oportunidades de participación. En la captación y gestión de voluntarios, la red debe tratar activamente de adaptarse a las habilidades e intereses de los voluntarios, y no actuar por reacción.

Consideraciones y fuentes de tensión para las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja

  • Puesto que la naturaleza intrínseca del servicio voluntario está cambiando, ¿debería el Movimiento incorporar menos voluntarios por períodos más cortos? De ser así, ¿la red de la Federación Internacional tendría en el futuro un enfoque diferenciado sobre el servicio voluntario?

  • ¿De qué modo pueden las Sociedades Nacionales participar en los movimientos dirigidos por ciudadanos y conseguir una colaboración más dinámica, ágil y flexible de los jóvenes como agentes del cambio? ¿Cómo pueden las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja garantizar un acceso mucho más abierto a la participación a la adopción de decisiones dentro de una estructura tradicional?

  • ¿De qué manera se puede impulsar con urgencia un enfoque renovado sobre el servicio voluntario y qué significado tiene en el siglo XXI como una prioridad para la red?

¿Qué piensas de sobre este tema?

¿Falta algo que crees importante?

¿Cuáles crees que son los puntos más importantes?

Comparte lo que piensas debajo en los comentarios