El modelo organizacional y cultural del futuro

El punto de tensión

Los participantes en la consulta han expresado su preocupación de que la organización puede ser demasiado burocrática, lenta en sus cambios y no tan eficiente como podría ser. El mundo que cambia rápidamente requiere un mayor enfoque en la poder anticipar el cambio y la agilidad. La capacidad de ser oportunista y de girar rápidamente será cada vez más importante a medida que el ritmo del cambio externamente continúa acelerándose y transformándose. A medida que las tecnologías y otros cambios sociales democratizan el acceso a la información y permiten la acción cívica directa, surgen preguntas acerca de cómo una estructura grande (y vertical) como la Cruz Roja y la Media Luna Roja puede interactuar con redes externas más dinámicas, que emergen rápidamente y abordan el desarrollo social y las cuestiones humanitarias. El tamaño de la red es sin duda una de sus fortalezas, al igual que la naturaleza localizada de nuestros voluntarios y sucursales. Los participantes en las consultas consideraron que se necesitan mejoras en la forma en que colaboramos a nivel internacional, cooperamos y nos ayudamos mutuamente para garantizar una mayor eficiencia e impacto. La necesidad de continuar desarrollando una fuerte capacidad de acción local, al mismo tiempo que muchas de las mayores amenazas para la humanidad son transfronterizas y requieren una cooperación regional y mundial más efectiva.

Algunas cuestiones identificadas en el proceso de consulta:

  • Nuestra red requiere no solo un modelo y estructura más ágil, sino un enfoque más distribuido y en red que está explorando modelos de cooperación y asociación completamente diferentes, que se centran en reinventar nuestros roles colectivos en el apoyo a la acción local.

  • Los nuevos aliados y socios serán esenciales a medida que el sector continúe cambiando y el alcance de los desafíos humanitarios supere la capacidad del sector para enfrentarlos.

  • Construir una cultura y sistemas que promuevan y permitan la innovación será importante.

  • El apetito por el riesgo en la organización deberá ser examinado cuidadosamente, permitiendo la experimentación con nuevos modelos y enfoques mientras se asegura la protección de la organización y las comunidades que apoyamos.

  • Muchas de las preocupaciones sobre la forma en que nos organizamos internacionalmente se han planteado de manera constante durante aproximadamente 100 años. ¿Qué podemos hacer esta vez que sea diferente, lo que significa que no seguiremos haciendo estas preguntas en otros 100 años? ¿Cuál es nuestro imperativo y voluntad de cambio?

 

Déjanos tus comentarios

 

¿Qué acciones podemos comenzar de inmediato para abordar los desafíos que enfrentamos actualmente?

¿Con qué acciones enfocadas en el futuro podemos comenzar a experimentar para abordar las tendencias emergentes que probablemente nos impactarán en los próximos 10 años?

¿Cuál es el valor de que tomemos esta acción?

¿Cuáles son las barreras que existen para que podamos abordar este problema?

Share This