Necesitan nuestra ayuda, nuestra esperanza

Apr 6, 2020 | 0 comments

Read stories and analysis directly inspired by volunteers’ experiences

Read more inspiring volunteer stories

Unas palabras bondadosas nunca pasarán de moda

Soy voluntaria desde hace 8 años en el área psicosocial y actualmente formo parte del Programa de Juventud. Me siento… Read more “Unas palabras bondadosas nunca pasarán de moda”

Milena Chacón
Costa Rica Red Cross Society

Supporting the Frontliners

In order to control the spread of COVID-19, the whole island of Luzon was placed under Enhanced Community Quarantine. This… Read more “Supporting the Frontliners”

Dennis Sabino Mancilla
Philippine Red Cross Society

Helping people realeased from prison in Oslo

I am a volunteer in Network after imprisonment, a part of the Oslo Red Cross. I am, at the moment,… Read more “Helping people realeased from prison in Oslo”

Roger H
Norwegian Red Cross

1.¿Cuál ha sido tu experiencia de voluntariado en Covid-19? Cuéntanos tu historia

Nos han pedido que contestemos en 2/4 líneas, pero simplemente, me resulta imposible. Creo que ante esta situación, que ha sido tan inesperada para todos ¿Quién se hubiera imaginado nunca, que un virus así, un enemigo tan nuevo como desconocido, paralizase el mundo de semejante manera? Qué haya conseguido vaciar de gente, las principales arterias, de las ciudades más importantes del mundo. Tanto es así, que ha obligado a la mayoría de estudiantes y trabajadores, a cesar en sus obligaciones, y quedarse encerrados entre cuatro paredes. Ante la soledad, ante el miedo, ante el peligro, ante la desesperanza de muchas personas, que van a atravesar esta difícil temporada solos, sobre todo, nuestros mayores, que muchos están en sus casas, sin nadie que los acompañe, y sin poder a penas salir, por ser eso que hemos bautizado como, población de riesgo. Y creo que eso realmente, es muy duro, y muy triste. A mí, como estudiante de TES (Técnico en Emergencias Sanitarias), me ha dejado sin prácticas, y en mi casa.

Por eso, yo, tuve claro desde el principio, como voluntaria de Cruz Roja Española en León, dentro de Socorros y Emergencias, que no podía estar de brazos cruzados sin hacer nada. Que a pesar de ese inevitable, pero atajante miedo, aún a riesgo del contagio, he querido ayudar y aportar mi pequeño grano de arena a esta situación. Abordando así, las dificultades de ese colectivo tan vulnerable. Acercándoles alimentos, medicinas, o conversando con ellos por teléfono, porqué quizá, sea la única comunicación que tengan con el exterior. Durante estos días, he visto y oído situaciones realmente difíciles, duras, muy duras. También he visto caras de alegría, esa alegría con la que te reciben, que abren la puerta y te agradecen una y otra vez la labor que realizamos, y verdaderamente, eso no está pagado. Creo que en muchas ocasiones, no somos conscientes de la suerte que tenemos de tener una vivienda digna, y algo que llevarnos a la boca. Con esto, no busco un reconocimiento, no busco ese aplauso, lo hago altruistamente, porque realmente me gusta, siempre que me sea posible, ayudar a la humanidad, será para mí un absoluto placer, no quiere decir con ello, que no esté orgullosa de mi trabajo, porque si lo estoy, mucho. Y si después de esto, no somos mejores personas, realmente no habremos aprendido nada de esta pandemia.

Voy a alzar la voz, a seguir trabajando en estos momentos tan complicados, con la gente que más se ve afectada, y a animar a todo el mundo a hacerse voluntario/a, ahora más que nunca que nos necesitan. Necesitan nuestra ayuda, nuestra esperanza.

Ana Vaquero Prieto
Spanish Red Cross
April 6, 2020
Share This