Ayudar a mi comunidad sin salir de casa

Apr 8, 2020 | 0 comments

Read stories and analysis directly inspired by volunteers’ experiences

Read more inspiring volunteer stories

Unas palabras bondadosas nunca pasarán de moda

Soy voluntaria desde hace 8 años en el área psicosocial y actualmente formo parte del Programa de Juventud. Me siento… Read more “Unas palabras bondadosas nunca pasarán de moda”

Milena Chacón
Costa Rica Red Cross Society

Supporting the Frontliners

In order to control the spread of COVID-19, the whole island of Luzon was placed under Enhanced Community Quarantine. This… Read more “Supporting the Frontliners”

Dennis Sabino Mancilla
Philippine Red Cross Society

Helping people realeased from prison in Oslo

I am a volunteer in Network after imprisonment, a part of the Oslo Red Cross. I am, at the moment,… Read more “Helping people realeased from prison in Oslo”

Roger H
Norwegian Red Cross

Al ser voluntaria de Cruz Roja se que es muy importante ayudar a la comunidad que me rodea no esperar ir a lugares lejanos para poder ayudar.

Al tener que estar en cuarentena en mi País Ecuador en mi ciudad Guayaquil que es el foco de mayor contagio. Me puse a pensar como podía ayudar sin tener que salir de casa ya que por salud por ser asmática no puedo salir.

Como ya hace dos años decidí trabajar en mi comunidad ayudando en el tema de seguridad en conjunto con la Policía Nacional tengo todos los contactos y la base de datos que me enfoque en tener cuantos adultos mayores, niños y personas con enfermedades catastróficas hay en mi sector porque siempre se presentan casos y vienen a pedirme ayuda al saber que soy de Cruz Roja.

Entonces me puse manos a la obra empeze primero revisando averiguando en todas las redes personas o distribuidoras que traigan medicinas y alimentos a domicilio, para así poder pedir por teléfono todo lo necesario para las familias y así lograr que no salgan y permanezcan en casa. Entonces he hecho el enlace en si para comprar ya que algunos son adultos mayores no saben usar WhatsApp y no pueden pedir solos así que los voy guiando y dando ciertas pautas como a veces recetas diarias saludables para que sepan distribuir la comida y no gastarla innecesariamente ya que necesitamos nutrirnos bien. Con este proceso he logrado tener ya personas fijas que traen los alimentos de casa en casa.

Es un sistema muy bonito cuando se hace la entrega de las cosas ya que de casa en casa van saliendo y con todo el sistema de limpieza que les he dicho que deben hacer van diciendo ok ya cogi y sigue la siguiente y asi. Se ha logrado no tener cobro de envió ya que son algunas familias.
Aparte de eso al tener los números telefónicos se puede conversar sobre todo con aquellos que se sienten deprimidos y además se les hace una llamada para saber como se siente así sepan que alguien está pendiente de ellos.

De todo esto creo que he aprendido que no es necesario ir hasta la junta para poder ayudar y que así haciendo pequeñas cosas también se ayuda. Debido a que no solo envió los contactos de los distribuidores a mis vecinos sino a otros amigos de otros sectores y así ellos pueden pedir desde casa y no salir.

Aparte he aprendido de toda esta pandemia que hay que ser solidarios aún en estos momentos tan duros. Ahora mi vida diaria es hacer de call center 😉.

Como persona voluntaria a sido el mayor desafío entender que por salud debo quedarme en casa aunque tenga todas la ganas de vestir mi uniforme y salir a ayudar no es posible debo cuidarme primero yo para poder ayudar a otros.

Y da esperanza? creo que si este tipo de actividad porque es bueno saber que otra persona que no sea tu familia se preocupa por ti y sobre todo sin nada a cambio está ayudándote y ayudando a tu familia.

Gloria Bejarano Caceres
Ecuadorian Red Cross
April 8, 2020
Share This